Todo lo que necesitas saber sobre las carpas de viaje

Las carpas son partes vitales de nuestros viajes a pie. Si te gusta la naturaleza, sabrás lo difícil que es cargarlas. Por más liviana que sean las carpas o lo que pequeña, siempre será un peso importante por el paso del tiempo. No es sencillo ir cuesta arriba con lo que será nuestra casa a cuestas. Pero hay métodos para evitar un viaje a pie doloroso.

¿Cómo hacer menos pesada la carpa?

Separala por partes. Al desarmar, separa por grupos: varillas, estacas, cuerpo de la carpa y cubretecho. Debes tener la carpa previamente limpia y seca.

Pon las varillas en la bolsa para varillas y las estacas en la bolsa para estacas. Las puntas de los implementos pueden dañar tu carpa si están empacadas junto a ella. Mantén estas bolsas lejos de lo que pueda dañarse.

Acomoda el cuerpo de la carpa y el cubretecho en su bolsa. Puedes hacerlo extendiendo la carpa tan plano como sea posible, doblarla al medio y enrollarla en un cilindro apretado. Sin embargo, así puedes dañar la carpa, porque puede debilitar en algún momento la tela. Otra manera, es meterla de cualquier manera, pero puedes obtener una carpa arrugada al final del día.