Todo lo que debes conocer sobre el gaslighting

El gaslighting es un patrón psicológico que puede ocasionar mucho daño, conoce más en las siguientes líneas.

Algunos definen el gaslighting como el encanto de un abusador. Su nombre quiere decir “hacer luz de gas” y proviene de una obra teatral, Gas Light (1938). La trama gira en torno a un esposo que busca convencer a su mujer de que ella está loca. En teoría cuando las luces de gas disminuyen su intensidad, él le dice a la mujer que se está imaginando todo.

El gaslighting representa un patrón psicológico de abuso, donde se manipula a la víctima para que dude de lo que cree. De esta manera la persona permanece confundida y fácilmente cae en depresión. En este caso el abusador sabe a la perfección lo que está haciendo.

Este tipo de abuso se desarrolla en tres etapas: idealización, devaluación y descarte. Obviamente en la primera la persona afectada está completamente deslumbrada por su agresor, todo lo ve hermoso. En la segunda, la victima pasa de ser adorada a ser la peor persona de este mundo, al menos así la hace sentir. En la tercera se deja a la afectada para pasar hacia una nueva presa, como en la cacería.