Lo mejor de la primavera: tiramisú de fresas.

tiramisú de fresas
Strawberry tiramisu with mascarpone.

Con la primavera llega el menú de postres con sabores dulces y frutales; y muchas veces es por esto la primavera es la estación favorita de muchos para los postres. Sin embargo, si no sabes qué añadir a tu repertorio de postres primaverales, aquí te enseñaremos a preparar un tiramisú de fresas, que no solo es dulce, sino muy fácil de hacer.

Con el uso de queso mascarpone y fruta, se obtiene este plato que hace que a muchos se les haga agua la boca. Mira cómo prepararlo.

Ingredientes para el tiramisú de fresas.

  • Estos ingredientes alcanzan para unas 4 porciones.
  • 225 gramos de azúcar.
  • 75 ml de agua.
  • 400 gramos de queso mascarpone.
  • 3 yemas.
  • 400 gramos de fresas, y unas 4 apartes que se usarán para decoración.
  • Media copa de licor de naranja.
  • Galletas para tiramisú.
  • Un par de hojas de menta que usaremos para decorar.

Preparación del tiramisú de fresas.

  • Comenzaremos limpiando cada una de las fresas que tenemos, y luego las cortaremos por la mitad o en 4 partes.
  • Pondremos en una olla un poco de azúcar, agua, y nuestras fresas, y nos dedicaremos a remover la mezcla hasta que esta empiece a hervir. En este punto, procederemos a agregar el licor de naranja, y lo dejaremos hirviendo unos segundos para asegurar que se evapore todo el alcohol. Dejar enfriar.
  • Procederemos a dividir la mezcla que hicimos anteriormente en dos. Una de las dos partes la procesaremos en una licuadora. Con el objetivo de que nos quede como un puré.
  • Luego empezaremos a preparar nuestro almíbar, y para esto pondremos algo de azúcar y agua en una olla pequeña, y dejaremos que se caliente hasta alcanzar los 125°C. Si no disponemos de un termómetro de cocina, existe una manera para saber el almíbar está en su punto. El secreto esta en notar que su superficie está blanca y con burbujas.
  • Justo antes de que el almíbar esté en su punto (alrededor de los 115°C) batiremos nuestras yemas con el resto del azúcar. Poco a poco iremos añadiendolo en el almíbar caliente. Apagaremos el fuego y batiremos toda la mezcla hasta que esta esté a temperatura ambiente, es decir, como unos 5 minutos de batido.

Ya casi esta listo tu postre.

  • En un bol, pondremos el queso mascarpone, al cual le incorporaremos nuestras yemas pasteurizadas y mezclaremos con espátula. Debemos recordar hacerlo de manera envolvente hasta que notemos que tenemos una mezcla homogénea. Pondremos toda la mezcla en una manga pastelera y la dejaremos en la heladera alrededor de una hora.
  • Por último vamos a verter en pequeños vasos de vidrio una capa de galletas cortadas, luego fresas procesadas y no procesadas, la mezcla de queso y una decoración de fresas y hojas de menta por arriba.

Y así es como podemos hacer este postre que hará que se te derrita la boca. Recomendamos consumir con las fresas más frescas que encuentres.