Tips para reconocer la ansiedad tóxica

Reconocer la ansiedad tóxica no es tarea sencilla, por eso te daremos algunos consejos para detectarla y saber cómo enfrentarla.

Expertos en psicología refieren que la ansiedad en sí misma no es una emoción negativa. Sin embargo, cuando esta nos lleva a un estado de estrés injustificado, se convierte en tóxica.

Que en nuestro día a día se haga presente es completamente normal. Pero si se prolonga y nos hace estar angustiados, con taquicardia y malos pensamientos, hay que tomar cartas en el asunto.

Así se manifiesta la ansiedad tóxica

Para no caer en un círculo vicioso de emociones que nos sumerja en la negatividad y nos haga caer en depresión, debemos estar atentos a lo siguiente:

Preocupación que no cesa

El estar en una preocupación perenne por todo tipo de temas incide directamente en nuestro estómago. Recordemos que esta es una de las zonas corporales donde se manifiestan las emociones. Por algo cuando hay nervios a algunos les duele es estómago.

Acá también entra en juego la preocupación física, que hace que la persona sienta baja autoestima y que físicamente está mal. Empieza a sentir complejo por alguna parte de su cuerpo. Lo que deriva en querer corregir su “defecto” de alguna manera.

Por otra parte está la preocupación por la salud, en la que se sienten miles de cosas pero cuando se va al médico, los exámenes y la evaluación no detectan nada. Es más psicológico que corporal.

Temor que no deja descansar

En ocasiones la ansiedad decide mostrarse a través del miedo o las fobias de forma generalizada. En ese estado se hace casi imposible conciliar el sueño.

Hasta se llega a sentir miedo de salir de casa.

Ansiedad en todas sus formas

La persona siente ansiedad por actuación, es decir, que implique el desempeño de una tarea. También por hablar en público, por lo que quien la manifiesta se retrae y se vuelve menos comunicativo.

Vienen ideas raras a la cabeza

Quien se encuentra padeciendo ansiedad tóxica, se vuelve obsesiva y compulsiva. Son esas personas que se lavan las manos a cada rato o que verifican varias veces si le pasaron llave a la puerta. Esta es una de las máscaras más oscuras de la ansiedad.

Estos son tan solo algunos indicios de la ansiedad tóxica. Pese a ello los resultados más certeros los indicará un especialista, que en este caso el más indicado es un psicólogo o terapeuta. Por tal motivo la recomendación es pautar una consulta en caso de tener aunque sea una leve sospecha. Buscar ayuda siempre será la acción más oportuna.