¿Tienes tendencia a sufrir Alzheimer?

El alzheimer es una patología heterogénea que afecta a personas mayores, esta enfermedad es hereditaria. Es decir, si el progenitor de una persona afectada padece o tuvo la enfermedad,  es muy probable que la desarrolle. Según la asociación  de Alzheimer, cada individuo experimenta señales diferentes, algunas de ellas son:

1.- Cambios de memoria que dificultan la vida cotidiana

Dentro de las etapas tempranas, uno  de los síntomas más comunes es el olvido de la información recién aprendida.

Las personas con Alzheimer pueden hacer lo siguiente:

  • Repetir expresiones y preguntas una y otra vez.
  • Olvidarse de conversaciones, turnos o eventos, y no recordarlos más tarde.
  • Perder habitualmente las posesiones, a menudo cuando las ponen en lugares ilógicos.
  • Perderse en lugares conocidos.
  • Eventualmente olvidar los nombres de los miembros de la familia y los objetos cotidianos.
  • Tener problemas para encontrar las palabras adecuadas para identificar objetos, expresar pensamientos o participar en conversaciones.

2.- Dificultad para planificar o resolver problemas

Las personas pueden presentar problemas de concentración y dificultades para seguir un plan. Un ejemplo de ello sería manejar las cuentas mensuales y realizar una receta conocida.  Con el tiempo, las personas con la enfermedad de Alzheimer avanzada pueden olvidarse de cómo realizar tareas básicas, como vestirse y bañarse.

3.- Dificultad para desempeñar tareas habituales en la casa, en el trabajo o en su tiempo libre

Este síntoma tiene relación con el punto anterior. No sólo sucede esto, la persona puede tener dificultad en llegar a un lugar conocido. También puede hacérsele difícil, recordar la reglas de un juego conocido o tal vez  administrar su dinero.

4.- Nuevos problemas con el uso de palabras en el habla o lo escrito

Participar o seguir una conversación puede ser señal de padecer Alzheimer. Es posible que, la persona luche por encontrar las palabras o el vocabulario adecuado de algo que desea expresar. Por ejemplo: “llamar palito de escribir” a un “lápiz”.

5.- Cambios en la personalidad y en la conducta

Los problemas pueden incluir los siguientes:

  • Depresión
  • Apatía
  • Aislamiento social
  • Cambios de humor.
  • Desconfianza en los demás
  • Irritabilidad y agresividad
  • Cambios en los patrones de sueño
  • Desorientación
  • Pérdida de la inhibición
  • Delirios, como creer que te robaron

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *