¿Te muerdes las uñas? Estudio refiere puedes tener este rasgo sorprendente

De hecho, los investigadores encontraron que el aburrimiento y la frustración (dos rasgos que emergen rápidamente con una personalidad perfeccionista) podrían ser factores desencadenantes más importantes. Investigaciones anteriores han sugerido que morderse las uñas o rascarse la cabeza puede hacerlo sentir mejor temporalmente, ya que ayuda a sofocar el impulso perfeccionista de estar “haciendo algo” en lugar de no hacer nada.

El estudio

Los investigadores tenían un grupo de 48 personas, la mitad de ellas mordedoras crónicas de uñas, quienes debían completar las encuestas que evaluaban sus “emociones experimentadas”. Luego, fueron expuestos a situaciones diseñadas para provocar sentimientos específicos, como el estrés y el aburrimiento. Finalmente, llegaron a la conclusión de que los perfeccionistas tienen más probabilidades de sentirse inquietos cuando no hay nada que hacer. Morderse las uñas es una salida para esta impaciencia.

Los resultados sugieren que, si quieres dejar de morderte las uñas, debes trabajar para ser menos perfeccionista y reducir el sentimiento de aburrimiento y frustración.