Sucralosa, la nueva azúcar.

Quizás su nombre no te suene de buena a primera, pero la sucralosa es reconocida en el mercado bajo marcas como: Splenda, Sucralin, Dulzero o Hileret Zucra, entre otras.

La sucralosa se usa como edulcorante para los alimentos, esta es capaz de potenciar ese sabor dulzón de 385 a 650 veces más que la sacarosa. Es decir más que el azúcar común.

Debido a esto, la sucralosa se usa en pequeñas cantidades, pues como puedes ver es muchísimo más dulce.

La sucralosa es el único edulcorante que fabricándose a partir del azúcar, aporta muy pocas calorías, y es usada para endulzar bebidas de bajas calorías y alimentos procesados. Su sabor es similar al de la sacarosa y no suele dejar regusto desagradable, a comparación de otros endulzantes.

Además no debes preocuparte en cuanto a sus efectos sobre la salud pues esta ha sido considerada por las principales autoridades médicas, científicas y reguladoras alrededor del mundo. Del mismo modo, se han realizado estudios para evaluar el riesgo de cáncer u otro tipo de enfermedades, sin embargo estos no arrojaron ninguna evidencia que cause cáncer ni presente otras amenazas.