¿Somos polvo de estrellas? La ciencia responde con un hallazgo

Existen dos teorías que explican que la vida llegó a la Tierra desde el espacio. Es decir, somos polvo de estrellas. Un estudio recién publicado expone que algunos meteoritos que se estrellaron contra la Tierra trajeron el azúcar extraterrestre. No se trata de azúcar de mesa, sino trazas de azúcares, como ribosa, un componente bioesencial. Esta es la primera vez que algo así se encuentra en un meteorito.

¿Por qué es tan importante este hallazgo en el polvo de estrellas?

Fue hallado en muestras de polvo obtenidas de dos meteoritos. El total son 11 partes por mil millones (ppmm) en el meteorito NWA 801 y 180 ppmm en el Murchison. La ribosa está en nuestro ARN y es responsable de copiar la información genética almacenada en el ADN, luego entregar esos datos a las estructuras celulares, para producir la proteína que necesitamos para vivir. Antes se habían encontrado, en otros meteoritos, compuestos como nucleótidos o aminoácidos, pero nunca azúcares.