¿Qué iluminador escoger según tu tono de piel?

¿Estás buscando un iluminador para la cara? Debes elegir un iluminador acuerdo con tu tono de la piel, para así conseguir un rostro saludable, con luz y bello. Hay iluminadores en color champán, rosados, melocotón, beige…Un montón de posibilidades, pero siempre se debe elegir dependiendo de tu tono de tez.

Los iluminadores son un producto de maquillaje que está ganando cada vez más terreno, incluso entre las menos experimentadas. Su función es iluminar algunas áreas estratégicas de la cara, como el arco de Cupido (justo por encima de los labios), las cejas y los pómulos, con el fin de dar un brillo radiante a la cara. Por lo general se utiliza para completar el trabajo de contorneado.

¿Cómo elegir un iluminador?

Cuando elegimos una base o un corrector debemos optar por un tono parecido al de nuestra piel y con los iluminadores sucede lo mismo. De hecho, no todos los iluminadores son iguales: se distinguen por su textura, su formato y su matiz. Por lo tanto hay que elegir un iluminador con un tono parecido al de nuestra tez y en un formato que nos sea cómodo y fácil de aplicar.

Iluminadores para la piel clara

Para la piel muy blanca, nos referimos a los llamadas pieles diáfanas y porcelana, típicas de las rubias y pelirrojas. Los iluminadores, en estos casos, deben proporcionar una sutil iridiscencia capaz de realzar la belleza natural de la blancura y hacer hincapié en nuestro tono perlado. Puedes elegir un delicado color champán, si prefieres un efecto más natural.

Iluminadores para piel media

Las pieles que tengan un tono medio tienen una amplia variedad de productos, también en términos de gama de colores. Os sugerimos optar por un iluminador en color champán dorado o en rosa dorado, estos productos son ideales para dar un efecto de aspecto saludable con “un toque de sol”.