¿Principiante? No te preocupes, aprende estos consejos de cocina

Para que esto no ocurra, puedes ponerla meterlas en agua fría y añadirles un poco de limón. Otra opción, es taparlas con un papel film transparente. No las dejes mucho tiempo en agua, porque si la absorbe, desprende mucho el líquido cuando vaya a ser cocinada.

¿Ya crees ser capaz de cocinar? ¡Sin miedo! Para todo hay un inicio.