¿Por qué tenemos cosquillas?

Las cosquillas son una reacción que suele provocar involuntariamente risa. La sensación puede experimentarse en ciertas partes del cuerpo específicas, pero ¿Por qué? ¿Por qué tenemos cosquillas solo en algunas partes? ¿Por qué no podemos hacernos cosquillas nosotros mismos? La ciencia respondió ante todas las interrogantes planteadas al cerebro, respecto a este tema.

¿Por qué tenemos cosquillas?

Hay dos tipos de cosquillas, las knismesis producidas por el roce de nuestra piel con algún insecto o una pluma, por ejemplo. Esto sí podemos hacerlo nosotros mismos. Pero, no causa risa a carcajadas, sino un leve cosquilleo, que se trata de una reacción natural de nuestro cuerpo que nos alerta de una posible picadura. Por lo tanto, es normal sacudirse o mover la mano para espantar lo que nos perturba.

El otro tipo de cosquillas son las gargalesis, que sí pueden producir carcajadas en la persona. Solo puede hacerse este efecto si otra persona nos hace las cosquillas. Desde el punto de vista psicológico, se producen como una unión social y de interacción entre amigos, familia y pareja, según explica Robert Provine, profesor de psicología y neurociencia en la Universidad de Maryland, Estados Unidos.

¿Son un acto involuntario?

Un grupo de investigadores suizos investigó el origen de las cosquillas. Hicieron un escáner cerebral vieron que se activaba la corteza somatosensorial y el hipotálamo. Por lo tanto, descubrieron que eran totalmente instintivas. Es decir, un reflejo que activa esta parte del cerebro encargada de las acciones de huida y lucha. Por este motivo, existe la teoría de que es una respuesta del cerebro a lo que la otra persona hará, en esa zona del cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *