Por qué nos llevamos las manos a la cabeza cuando algo sale mal

El Mundial nos ha dejado un sin fin de gestos como estos, tanto en la cancha como en la grada.

Un jugador dispara al arco, falla y la reacción acostumbra a ser la misma: manos a la cabeza, mirada al cielo y cara de frustración.

Pero este gesto es tan universal que a veces lo practicamos en grupo, casi de forma orquestada, en la grada y también desde casa.

La imagen de abajo es buena muestra de ello.

Este lenguaje corporal tan común en el deporte se traduce también en otros eventos de la vida cotidiana, por ejemplo ver como algo delicado se cae o presenciar una situación de peligro cuando alguien cruza la calle.

¿Qué nos lleva a (casi) todos a hacer lo mismo? La respuesta la tienen varias ramas de la Ciencia.

Psicología

De acuerdo con la profesora Jessica Tracy de la Universidad de Columbia Británica, el gesto tiene un significado claro.