Picadura de abeja: lo que debes saber

Compártelo

Una picadura de abeja es siempre una situación dolorosa tanto para niños como para adultos. Aprende cómo tratarla.

Cómo tratar una picadura de abeja

La picadura de abeja es muy dolorosa e incómoda. Pero la mayoría de las especies de abejas y avispas son animales dóciles que no suelen picar al ser humano, a no ser que se sientan atacadas.

En general, las abejas y las avispas más allá de sus colmenas ofrecen poco peligro a los seres humanos. Y junto a sus colmenas, la mayor parte de las abejas no son agresivas. Pero sucede que en ocasiones odemos recibir un piquete de estos insectos, por ello hay que saber lo que debemos hacer en una situación así.

Síntomas de una picadura de abeja

Dolor intenso y una pequeña inflamación en la zona afectada

La herida suele tener entre 1 y 5 cm de diámetro y desaparece después de un par de horas.

En la mayoría de los casos, el dolor y la hinchazón se disipan, como máximo, en uno o dos días.

En el 10% de los casos el paciente desarrolla una reacción mayor a las picaduras, con intenso dolor.

Las picaduras aisladas no suelen causar grandes problemas en la mayoría de los casos.

Debes tener en cuenta las posibles manifestaciones de la alergia, como un gran hinchazón en la zona de la picadura, la aparición de manchas en el cuerpo, respiración anormal o vómitos. En estos casos, la persona picada debe ir rápidamente al hospital para tener la ayuda necesaria.

4 pasos para tratar una picadura de abeja

1. Quitar el aguijón

En los casos de las abejas y las avispas que sufren pérdida del aguijón, retirarlo debe ser pronto la primera preocupación de quién es picado. El aguijón permanece inyectando veneno aún por 1 o 2 minutos después de haber salido del cuerpo de la abeja.

2. Lavar

Debes lavar de inmediato la zona de la picadura con suero, agua y jabón. Esto para limpiar y desinfectar inmediatamente la zona lo más rápidamente posible.

3. Frío

Se debe aplicar en la zona algo frío durante algunos minutos, como, por ejemplo, hielo, agua fría, etc.

4. Dolores

Si se encuentra con gran dolor, puedes tomar un analgésico como paracetamol. Si se mantiene el prurito y la picazón intensa, puedes tomar un antihistamínico oral para aliviar.

Desensibilización

Las personas que hayan tenido una gran reacción alérgica a una picadura de abeja pueden ser sometidas a un proceso de desensibilización, que puede evitar nuevas reacciones en el futuro. La desensibilización es un proceso por el cual el cuerpo es expuesto a pequeñas cantidades de la sustancia que provoca una reacción alérgica (alérgeno) hasta que dicha reacción desaparece.

Compártelo