Pestañas postizas. Aprende a usarlas correctamente

Artilugios de belleza hay por doquier. Cualquier parte del cuerpo se puede resaltar con diversos trucos que ofrece la industria cosmética y los ojos no escapan de ello. Unas pestañas postizas pueden hacer lucir los ojos más hermosos y radiantes.

Cómo elegir las pestañas postizas adecuadas

En el pegamento de las pestañas postizas está el más importante de los secretos. Antes de animarte con unas, investiga su composición. Asegúrate que de no contenga formaldehído, una sustancia altamente abrasiva que quema la piel e interfiere en el crecimiento del pelo en la zona. En los casos más extremos produce alopecia. El producto que emplees debe estar dermatológicamente comprobado. Algunas marcas de pestañas postizas irritan, causan enrojecimiento y hasta afecciones infecciosas como conjuntivitis.

Consejos antes de aplicarlas

La higiene es algo que no tiene precio. Ya sea que corra por tu cuenta o por la de un especialista, debes asegurarte de que el espacio y las herramientas de trabajo estén impecables. Las pestañas postizas también deben limpiarse. De lo contrario provocarán alergias o infecciones en párpados o córnea. Dicen que las “quita y pon” pueden esterilizarse con un poco de alcohol, pero antes de hacerlo busca asesoría. Y para reutilizar las pestañas postizas siempre deben ser para uso personal, claro está.