Perrita adoptó a unas zarigüeyas bebés luego de que su madre muriera

Porque la vida no siempre es justa, hay algunas situaciones muy complicadas y tristes, como la triste historia de siete zarigüeyas recién nacidas que perdieron a su madre en terribles circunstancias. Estaban solas y a la intemperie.

Una joven llamada Stephanie Maldonado, que se dedica a entrenar perros en Río de Janeiro, Brasil, encontró a estas pequeñas crías recién nacidas, luego de que un perro atacara a la mamá y esta muriera al instante.

Maldonado las llevó a su casa con la esperanza de poder salvarlas, pues temía que también fallecieran, ya que eran demasiado pequeñas y ni siquiera habían abierto los ojos. Además, no estaba segura de cómo criarlas.


Por fortuna, una de las perritas de Stephanie pudo brindar su auxilio: Pretinha comenzó a amantar a las bebés hasta que poco a poco todas comenzaron a abrir sus ojitos gradualmente y obtuvieron la fuerza para seguir por su propia cuenta.