Orzuelos: Pequeñas molestias muy delicadas.

¿Qué son los Orzuelos?

Los Orzuelos son pequeños abscesos que se forman al obstruirse una glándula del párpado del ojo. Estas glándulas son específicamente las de Zeiss o Moll que se encuentran en la base de las pestañas. No es un padecimiento extraño, es muy común y no es grave pero si causa mucho dolor e incomodidad.

¿Por qué aparecen los orzuelos?

Estas pequeñas molestias son causadas por la proliferación bacteriana en la piel del párpado próxima a las pestañas. Esta proliferación es exceso conlleva a la infección y causa el absceso común del orzuelo. Es muy común que la bacteria que produzca este tipo de abscesos sea el staphylococcusaureus.

¿Qué síntomas dan los orzuelos?

Lo más común al padecer un orzuelo es sentir dolor e incomodidad al parpadear o cerrar los ojos con fuerza. También hay dolor al tacto y se siente una masa dura que se encuentra inflamada y rojiza. Por lo general si el orzuelo está muy cercano al párpado se drena de forma espontánea.

¿Cómo se tratan los orzuelos?

Por lo general hay que dejar que el orzuelo drene por sí solo, pero no está demás el uso de compresas de agua tibia. Además se debe mantener la zona afectada limpia y evitar frotarse continuamente porque se puede inflamar mucho más. En caso tal de que por contigüidad se produzca una conjuntivitis debe consultarse al médico y usar gotas antibióticas.

¿Los orzuelos pueden dañar la vista?

Es poco probable que un orzuelo bien tratado afecte la indemnidad del ojo y mucho menos la vista. La única posibilidad de que la vista se afecte es por una celulitis o la formación de una ulcera. Podemos propagar la infección del párpado al ojo mediante el rascado del párpado haciendo que el orzuelo se drene.

¿Puede producirse más de un orzuelo en un párpado?

Aunque parezca extraño es posible que desarrolles dos orzuelos en el mismo párpado al mismo tiempo. Esto debido a que no se tiene el cuidado suficiente ni se hace la adecuada limpieza. Además debemos estar muy al pendiente del tratamiento indicado por el médico y en caso de no mejorar, consultar nuevamente.