Miss Bélgica 2020 sufre un bochornoso momento en la pasarela

Otra cuestión molesta son los tirantes caídos de los sostenes. Los tirantes se caen por varios motivos. La mayoría de las veces es porque tienes problemas con tu propio sujetador. La mejor manera de evitar que esta molesta situación pase es identificar la causa y combatirla.

Uno de los motivos más comunes es llevar los sostenes mal ajustados. No los regulaste bien y por eso se caen. Al comprar el sujetador debes regularlo a tu medida, porque ninguno llega a la medida del cliente, a menos que lo mandes a hacer con un costurero de confianza. Otra causa es no elegir el brasier de la talla adecuada. Debes sentirte cómoda con lo que llevas. Si no llevas el sostén correcto, el sujetador tampoco es de tu talle ideal y se caerán. Identifica tu talle y siéntete acorde con eso, sino es mejor que no lo compres.

Si tu problema es una condición física como hombros caídos, no te preocupes. Hay brasieres para todas y pensados para ti. Ve con un costurero o sastre de confianza y manda a diseñar tu sujetador ideal.