¡Aprende hacer tu propia mantequilla en casa!

La mantequilla en los últimos años ha adquirido mala fama por la cantidad de aceites refinados poliinsaturados y otros compuestos que no son buenos para la salud.

Esto solo aplica para aquellas mantequillas que venden en los supermercados y que se han fabricado de manera industrial. Ya que con estos componentes es mucho más rápido y fácil de hacer en grandes cantidades como lo hacen en estas compañías.

Sin embargo, el consumo moderado de la mantequilla no supone ningún riesgo para la salud. Por el contrario la mantequilla natural consumida en pequeñas porciones puede traer algunos beneficios para la salud. Gracias a que muchas sustancias que componen esta protegen nuestro cuerpo.

Lo primero que debes saber sobre la mantequilla es que hay dos tipos: una industrial que es la que encontramos en los super comúnmente como la conocemos, que es la margarina, y otra natural la cual podemos disfrutar con moderación y aprovechar sus beneficios.