La magia del papel aluminio, los trucos que no conocías.

El papel aluminio está presente en todos los hogares, es algo cotidiano que casi todos guardamos en la cocina pues la mayor parte de su uso lo hacemos en esto, pero el papel aluminio tiene ciertos usos ocultos que muy pocos conocen.

Es por ello que te traemos 10 trucos que pueden salvarte en más de ocasión y no, no te hablamos de que lo uses para hornear o para envolver cosas y refrigerar. ¿Estás listo? Porque estos trucos te cambiaran la vida.

Sirve para limpiar metal.

Toda esa negrura que se queda pegada a nuestra plancha de ropa puede ser removida si haces una bola con este papel y la usas como esponja junto con limpiador de metal.

Prolonga el uso de tus pilas.

Las pilas AAA pueden funcionar como AA si colocas en su polo positivo un poco de papel aluminio.

Afila las tijeras.

Tan fácil como cortar tiras de este papel y las tijeras estarán como nuevas.

Como producto de belleza.

El papel de aluminio es perfecto para alisar o rizar el cabello. Para el primero, envuelve el mechón de cabello con una cinta de papel y luego plánchalo deslizando la cinta a lo largo del mechón. Para rizar, solo debes crear bastoncillos de papel y usarlo como tenazas para rizar los mechones de cabello.

Potencia tu WiFi.

Como lees. Tan solo corta una hoja de papel aluminio lo suficientemente grande que rebase la antena de wifi, colócalo detrás de esta y direcciónalo a donde desees.

Crea tu stylus casero.

Las pantallas de los smartphone  reaccionan al tacto del papel aluminio, así que puedes crear tu propio lápiz para la pantalla de tu tablet o teléfono y usarlo incluso cuando tengas guantes sin preocupación.

Salva una sartén.

Colocando un poco de papel en la sartén puedes cocinar perfectamente sin riesgo a que el sartén sufra daños por raspado o que la comida se queme. Además con  el calor concentrado no es necesario que añadas aceite.

Plancha 2×1.

Si colocas papel aluminio a la mitad de la prenda que quieras planchar y luego doblas esta sobre el papel, podrás planchar la ropa por ambos a la vez pues el calos se extiende por ambas caras del papel planchando tanto por arriba como por debajo.

Di adiós al óxido.

Con un trozo de papel de aluminio haz una bola y mójala en agua muy fría, pásalo con fuerza sobre la superficie oxidada y quedara cómo nuevo. Esto se debe a que el óxido  es metal oxidado, o metal que tiene átomos de oxígeno extra. El aluminio tiene el poder de quitar esos átomos de oxígeno, rompiendo el óxido, dejando la superficie de cromo brillante.

Blanquea tus dientes con papel aluminio con facilidad.

Mezcla pasta dental con bicarbonato y colócala sobre una cinta de papel de aluminio. Luego pégalo bien a los dientes y déjalo 1 hora. Después enjuaga y… ¡listo!