Los hombres mueren más por suicidio, accidentes de tráfico, homicidio y sida

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó en su más reciente informe que los hombres son más propensos a morir que las mujeres por diversos motivos. Generalmente estas muertes suelen ser más comunes en países pobres.

Las Estadísticas Sanitarias Mundiales 2019, difundidas por la OMS mostraron por primera vez datos segmentados por sexo que arrojaron que las mujeres viven más años que los hombres. También indicaron que el número de muertes depende también del acceso que los mismos tengan a los servicios de salud.

El organismo especializado en gestionar políticas de prevención, promoción e intervención en salud a nivel mundial detalla que cuando los hombres y las mujeres padecen la misma enfermedad, hay más probabilidades de que la mujer acuda a un servicio médico a tratarse que un hombre.

El informe además enumera las 40 causas principales de muerte en los últimos tiempos, y revela que 33 de esas causas inciden más en la esperanza de vida de los hombres. En el caso de enfermedades no trasmisibles como el cáncer, el asma, los infartos, existe una probabilidad del 44% de que acaben con la vida de un hombre, y no la de una mujer.

En las estimaciones de la OMS también se dice que es mayor la cantidad de hombres que pierden la vida en accidentes de tránsito a partir de los 15 años. El hecho de que en ocasiones sean los del sexo masculino quienes beben más alcohol, fuman y cuidan menos su salud, también incide.

Biológicamente, las mujeres tienen un sistema inmunitario más fuerte, lo que provoca que, sobre todo en países de bajos recursos, los niños de hasta cinco años mueran más que las chicas”, explicó Richard Cibulskis, autor principal del informe, según reseña El País.

En naciones con epidemias de VIH, por ejemplo, los hombres suelen abstenerse de hacerse la prueba en comparación con las mujeres, por lo tanto tienen menos probabilidades de ser atendidos con una terapia antirretroviral y aumentan su posibilidad de morir. Algo parecido ocurre en el caso de la tuberculosis.

Durante la presentación de las cifras del informe, la directora de datos de la OMS, Samira Asma, resaltó que las estadísticas muestran una imperiosa necesidad de darle prioridad con carácter de urgencia a la atención primaria de la salud para manejar adecuadamente las enfermedades no transmisibles y poner un alto a los factores de riesgo.