Lo que no te cuentan de los cigarrillos electrónicos

Los vaporizadores de mano, o los cigarrillos electrónicos, han ganado una enorme tracción en los últimos años. Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), el organismo de vigilancia de la salud del consumidor de los Estados Unidos, encendió las alarmas ya que los dispositivos podrían estar asociados con convulsiones peligrosas.

La FDA señaló que ha identificado 35 incidentes desde 2010 en los que las personas, en su mayoría adultos jóvenes y jóvenes, sufrieron convulsiones después de usar cigarrillos electrónicos. Un pequeño número, según la agencia, pero suficiente para explorar una posible conexión.

“Tenemos informes que indican que algunas personas que usan cigarrillos electrónicos, especialmente los jóvenes y adultos jóvenes, experimentan convulsiones después de su uso”, dijo el comisionado de la FDA, Scott Gottlieb, en un comunicado .

La mayoría de los productos de vapeo contienen niveles variables de nicotina. Algunos de los cigarrillos electrónicos, como Juul, están diseñados para suministrar nicotina rápidamente. De modo que los usuarios, especialmente los adolescentes, pueden estar obteniendo más de la droga adictiva de lo que creen.