¿Le gritarías a tus hijos? Deberías leer esto

Los niños que presencian gritos con frecuencia tienden a desarrollar una baja autoestima e índices más altos de depresión. Estas son conclusiones de un estudio de 2014 publicado en The Journal of Child Development. Aseguran que los efectos son parecidos a los del abuso físico: altos niveles de ansiedad, estrés, depresión y un aumento de los problemas de conducta.

LO QUE EN VERDAD SIGNIFICA QUE LE GRITES A TUS HIJOS

Gritarle a tus hijos no hace que te vean como alguien con autoridad, sino como alguien fuera de control. Esta es una reacción, según un psicólogo, de alguien que no sabe qué hacer.

“Se grita cuando se canaliza de manera indebida las emociones. Todos los padres acabamos por gritar a nuestros hijos tarde o temprano y quien diga lo contrario, miente. Pero que sea casi inevitable, no significa que esté justificado. Por ello, cuando ocurre conviene pedir disculpas, explicar con calma las razones por las que hemos perdido los nervios y reconocer que no hemos sabido gestionar la situación, para así evitar que ocurra en más ocasiones”, comenta Iván Carabaño Aguado, médico adjunto del servicio de pediatría en el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid al portal Soy Carmín.

SOYCARMIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *