Le dio calor en el avión y así lo solucionó. Casi mata a todos los pasajeros

La mayoría de los pasajeros consideran que las instrucciones que da la tripulación antes del despegue son inútiles, pero esta historia es un claro ejemplo de por qué debés prestar atención, especialmente si es la primera vez que volás.

Un joven de 25 años, conocido solo por su apellido, Chen, estaba esperando para abandonar el avión después de aterrizar en el aeropuerto de Myanyang, cuando decidió que dejar entrar un poco de aire fresco al congestionado avión les haría bien a todos. Así que empujó y giró la palanca de lo que, según él, creía que era una ventana, solo para ver cómo una sección entera del fuselaje aparecía frente a sus ojos.

“Debido a que estaba tan lleno, y hacía tanto calor en el avión, simplemente empujé hacia abajo el asa de la ventana a mi lado. Cuando la puerta se cayó, entré en pánico”, declaró Chen.