La adicción al ejercicio no es tan saludable como parece

El deporte no siempre es bueno para la salud. Los psicólogos afirman que la adicción al ejercicio es de tipo conductual. La obsesión compulsión provocada impacta en la vida. El comportamiento es automático y se activa por emociones o impulsos presentes en la vida del individuo. El afectado no repara en consecuencias futuras.

Cuando el ejercicio se vuelve poco saludable

Se estima que un 3% de las personas son adictas al ejercicio. Entre los corredores de alto rendimiento la posibilidad de padecerlo aumenta al 10%. Pero, quienes son más vulnerables son los atletas aficionados, que buscan en el deporte alivio de la angustia interna, asegura la psicóloga consultora Chetna Kang a la BBC, quien trabaja en el Hospital Priory en el norte de Londres.

“A menudo, las personas acuden a una clínica con un colapso de la relación, ansiedad, depresión, pero cuando comienzas a eliminar eso, te das cuenta de que el ejercicio es el culpable“, dice a la BBC, asegurando también que es cada vez más común la adicción al ejercicio.

La adicción al ejercicio es un área poco explorada