Haz tú mismo el relleno de las galletas oreos

Aprende a hacer estas deliciosas galletas rellenas en casa con la receta e indicaciones que aquí te damos.

Nada más sabroso que las galletas tipo oreo. Son tan versátiles que las podemos comer con helados, preparar merengadas, colocar en decoración de tortas o hacer otros postres. Lo cierto es que todos deliramos por ellas.

La buena noticia es que tenemos una versión casera de estas deliciosas galletas. Así que corre a buscar lápiz y papel para que tomes notas de los ingredientes y vayas a comprarlos. Una vez que los tengas, prepárate para seguir este paso a paso.

Necesitarás

Para la masa de galletas:

  • 1/2 cdta. de polvo para hornear
  • de esencia de vainilla
  • 185g de mantequilla
  • 200g de azúcar blanca granulada fina
  • 340g de harina todo uso
  • 60g de Chocolate en polvo
  • Un huevo

Para la crema o relleno:

  • 150g de Mantequilla
  • 2 cdas. de leche.
  • 350g de Azúcar pulverizada
  • 1cdta. de esencia de vainilla

Paso a paso

Lo primero para hacer la masa es comenzar a batir la mantequilla y la azúcar hasta que quede cremoso. Luego se añade el huevo y la vainilla. Por otra parte se une el chocolate en polvo con la harina y el polvo de hornear. Después vas a incorporar esos ingredientes secos a la mezcla en la batidora. Una vez que estés visiblemente unidos los ingredientes sacas la mezcla de la batidora y la colocas en un mesón para amasar.

Cuando la masa esté lista la vas a dividir en partes y las envuelves en papel film para luego refrigerar por una hora. Mientras la masa está en la nevera, puedes realizar el relleno.

Empiezas nuevamente con la mantequilla y la esencia de vainilla, las vas a batir por unos tres minutos. Pasado ese tiempo le vas a agregar poco a poco la azúcar pulverizada. Cuando el relleno vaya tomando espesor, le incorporarás la leche, la misma te permitirá que la crema quede en su punto, ni muy dura ni muy suave. Finalmente la vas a vaciar en una bolsa plástica con cierre y almacenas.

Llegó el momento de cortar las galletas para hornearlas. Aplastas con un rodillo y con la ayuda de un molde circular las cortas, luego las colocas en una bandeja con papel encerado y llevas al horno precaliente en 175 grados por 10 minutos. Posteriormente las sacas del horno, dejas que se enfríen y las rellenas con la crema. El truco es usar la bolsa donde está la crema como manga pastelera. Para hacerlo nada más vas a cortar una de las puntas de la bolsa con una tijera para que por ahí salga el relleno.

Colocas las galletas en una bandeja o plato listo para rellenar, le untas la crema y listo. Tus galletas ya están más que perfectas para ser degustadas. No queda más que desearte un buen apetito dulcero.

Te dejamos el siguiente material audiovisual de referencia.