Existe un nuevo tratamiento para el cáncer que reduce efectos de quimioterapia

La terapia acústica de racimo es un novedoso tratamiento contra el cáncer. Fue puesto a prueba por primera vez en una paciente. El objetivo es reducir los efectos colaterales de la quimioterapia y mejorar su efectividad. “Algunas quimioterapias te hacer perder el pelo, otras no. Pero es una situación traumática. Y ese es solo uno de los efectos secundarios”, le dice a la BBC Karen Childs, la primera paciente en recibir el tratamiento.

Dirigir el tratamiento hacia el cáncer

Como el objetivo es bajar los efectos colaterales del cáncer, lo que pretende este tratamiento es dirigir la quimioterapia hacia la zona afectada. En una quimioterapia normal, el efecto recorre todo el cuerpo.

Aplicando la terapia acústica del racimo, se inyecta la quimioterapia con microgotas o burbujas. Se activan mediante ondas de ultrasonido en el tumor. Las gotas crecen y ensanchan las paredes del tumor. Como resultado, llega más cantidad a la zona afectada.

Esto ayudaría a reducir las dosis de quimioterapia sería beneficioso, ya que los pacientes suelen enfermar cuando se aplican. “Cuanta más quimioterapia suministramos, más se reduce el tumor (…) pero el paciente empieza a enfermar más a raíz de la quimioterapia“, asegura a la BBC Udai Banerji, profesor del Instituto de Investigación del Cáncer en Reino Unido.