Evita las reacciones alérgicas en el mes de diciembre

No estás solo si la idea del invierno te trae imágenes de estornudos y resoplidos durante la temporada navideña. Desde los ácaros del polvo hasta el moho, hay desencadenantes de alergias a nuestro alrededor en esta época del año. La buena noticia es que algunos cambios simples pueden ayudarte a disfrutar de unas vacaciones navideñas sin alergias. En este artículo te explicares qué la causa y cómo prevenirlas.

Decoraciones estacionales y ácaros del polvo

Las decoraciones que le dan a su hogar la sensación de vacaciones se han guardado durante aproximadamente 11 meses, y generalmente se guardan en áticos, sótanos, garajes u otros lugares conocidos por albergar polvo y moho. Limpie los adornos y decoraciones de temporada con un paño húmedo cuando los saque por primera vez.

Velas perfumadas y aerosoles

El calor de un fuego de leña y las velas aromáticas parpadeantes pueden crear una sensación cálida y acogedora en su hogar. El problema es que la combustión de estos elementos libera partículas y gases, que pueden desencadenar síntomas de asma y alergias leves a graves.

Plantas festivas

Las flores de pascua están en todas partes en esta época del año. Como miembro de la familia del árbol de caucho, esta planta puede desencadenar reacciones alérgicas en aquellos que son alérgicos al látex. Las reacciones alérgicas pueden variar desde una erupción cutánea hasta problemas respiratorios por inhalar este alérgeno.

Árboles de Navidad y coronas

Casi todos adoran el aroma de un árbol recién cortado en su hogar. Puede pensar que es el olor particular del árbol lo que desencadena sus alergias, pero en realidad, puede ser lo que hay en su árbol. Su árbol puede albergar desencadenantes de alergias, como esporas de moho y polen que se han asentado en el tronco y las ramas durante su tiempo al aire libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *