Este sujeto decidió vivir las 24 horas con la mentalidad y filosofía de un Jedi

Kevin Cottam (46 años) no es el mayor fan de Star Wars del mundo, pero en los últimos dos años nunca salió de su casa sin su icónica túnica Jedi, y el sable láser correspondiente. Es el único Jedi a tiempo completo en el Reino Unido.

Cottam cuenta que se convirtió en seguidor del jediismo hace seis años, luego de hacer algunas investigaciones online. El hombre se sentía frustrado por todas las reglas que siguen la mayoría de las religiones, por lo que decidió buscar algo más adecuado.

“Antes de convertirme en Jedi, era budista Zen, pero estaba frustrado con los diferentes preceptos y mandatos que vienen con la religión”, dice. “He investigado otras religiones online y me encontré con la Dyedi del antiguo Egipto, que inspiró a los Jedi en Star Wars.”

grey-jedi-1-600x450

Cottam aprendió que el jediismo no tiene ningún texto o mandamiento sagrados, sólo tres leyes básicas: el ciclo del conocimiento, la sabiduría y la compasión. A través de la aplicación del conocimiento, obtenemos sabiduría, y a través de la sabiduría llegamos a ser compasivos. En su opinión, este sencillo principio ofrecer mucha más orientación que todas las miles de restrictivas y muchas veces sin sentido reglas religiosas.