Es uno de los relojes más caros del mundo pero no da la hora, mira su única función

La marca suiza de relojes de alta gama Hautlence lanzó una nueva serie de relojes, The Playground Collection, que no dicen la hora. Para hacer el paso del tiempo más agradable, desviaron al reloj de su función tradicional, sin dejar de respetar la artesanía y el arte de la relojería. El resultado son relojes pulsera muy lujosos que le permiten “jugar” al portador. Los nuevos modelos son el Hautlence Playground Labyrinth y el Hautlence Playground Pinball.

 

Los dos primeros modelos de la colección Playground, Labyrinth y Pinball son relojes elegantes que, en lugar de una esfera con las agujas y los números, tienen juegos mecánicos interactivos funcionales hechos de los mejores materiales del mercado. Y al igual que los otros relojes Hautlence, cuestan una pequeña fortuna, desde USD 12.000.

Hautlence está diseñando estos relojes, en sus propias palabras, “para tomarse el tiempo para disfrutar del tiempo, para desconectarse para volver a conectarse mejor”.