Enseña a cocinar a tus hijos en unos sencillos pasos

Lo siguiente, quizá sea lo que más le cueste. Es limpiar y recoger. Enseña que debe limpiar y recoger lo que hicieron juntos. No hagas que se vuelva flojo. Explica lo que podría pasar si no limpia.

A continuación, haz que el momento de comer lo que hicieron juntos sea especial. Sirve primero a tu hijo y haz que todos comenten la preparación. Si comen ustedes dos solos, haz que esa cena o comida sea distinta a otras de la semana. Convierte ese momento en algo que espere con ansias.

¿Enseñarás a tu hijo a cocinar?