¿Qué es la enfermedad hemorrágica del recién nacido, síntomas y tratamiento?

La enfermedad hemorrágica del recién nacido es la que causa un sangrado en los niños en su primer día de nacidos. Este es un trastorno hemorrágico por lo general autolimitado que se da por deficiencia de algunos factores de la coagulación. Los factores afectados son los dependientes de la vitamina K como son el factor: II, VII, IV y V.

Por lo general los recién nacidos entre las 48 a 72 horas tienen un descenso fisiológico de estos factores nombrados. Los valores disminuyen de forma leve a moderada, pero se tiende a la recuperación gradual. Las cifras comienzan a recuperarse a partir de los 7 días de vida, pero cuando se prolonga aparece dicha enfermedad.

¿Cuáles son sus causas?

La causa principal de la enfermedad hemorrágica del recién nacido es el déficit transitorio de los factores que dependen de la vitamina K. Esto se debe a carencias de esta vitamina en la sangre materna y la ausencia de flora bacteriana. La flora es la encargada de degradar este compuesto para su posterior metabolismo, pero en los recién nacidos es inmadura.