El orgullo y los conflictos que puede generarnos

El orgullo es una emoción con una notable característica que la diferencia del resto: Es buena o mala dependiendo del contexto o de la intensidad. Es decir, posee un lado bastante positivo y otro muy negativo para el individuo.

En el buen sentido, el orgullo viene dado por una autovaloración positiva del ser en sí mismo y ésta es una condición positiva y normal. Por otra parte, en la forma negativa del orgullo se presenta en una elevada estimación o amor propio en la que la persona pierde toda capacidad de contacto y empatía con sus semejantes.

El orgullo y la autoestima

El orgullo se relaciona con la autoestima en cuanto es una emoción asociada con un sentimiento de amor propio y de autovaloración.

Una persona con una buena autoestima puede sentirse orgullosa de sus logros, de todas las metas que ha alcanzado a través del estudio, la dedicación, la disciplina, el trabajo, el esfuerzo y la constancia. En éste punto, el orgullo es una cualidad positiva.