El miedo a equivocarse

Equivocarse suele ser uno de los principales miedos del humano. Es comprensible proyectar y pensar lo que sucederá si todo acaba mal, si tomamos una decisión errada y las cosas no salen como quedemos o deben salir. Los planes no son una ciencia exacta y ver como todo se nos viene encima puede ser aterrador. Pero ¿Por qué?

ESTUDIOS PSICOLÓGICOS AL RESPECTO

En estudios respecto al tema de la gestión de equivocaciones, se asegura que cuando tenemos que tomar una elección con cierto grado de incertidumbre y cometemos dos tipos de errores. En los errores de tipo I, llamados falsos positivos, pronosticamos que ocurrirá un hecho que al final no sucede. Los de tipo II, o falsos negativos, creemos que no pasará un evento que ocurre. Al decidir determina que no hay posibilidad de minimizar ambas probabilidades. Pasa una u otra.

¿CÓMO SE PRODUCEN LAS EQUIVOCACIONES?

En la mayoría de los casos, lo común es que sea por falla de comunicación. Es decir, nos falta un dato importante respecto al tema, sabemos demasiado de algo o porque tendemos a las malas interpretaciones. Tememos a equivocarnos porque nos preocupa el coste emocional que pueda tener nuestra “metida de pata”. Tanto en nosotros como en quienes nos rodean. Esto es lo que muchos autores de la psicología llaman sistema 2 o piloto automático.

¿CÓMO GESTIONAR EL TEMOR A EQUIVOCARNOS?

1. Aceptar que el error es inevitable

Reconoce tu humanidad y que es inevitable algún error.

2. Aprender a valorar lo que realmente sucederá

No te proyectes con falsas ilusiones. Piensa claramente lo que pasará. No todo es una tragedia

3. Valorar nuestros sesgos

Quita la negatividad y analiza todo de forma objetiva.

4. Ajusta tu inteligencia emocional

No pienses entre emociones negativas ni positivas. No todo es blanco y negro. Piensa en el umbral gris.

5. Integrar la información nueva.

Busca mejor información respecto al tema. Abastécete lo más posible sobre tu problema.