Cómo evitar la diabetes gestacional

La diabetes durante el embarazo se trata de un trastorno que pasa luego de esta etapa, pero puede afectar el desarrollo de la misma pues la madre no asimila bien los azúcares por problemas en la producción de insulina (hormona que se genera en el páncreas para regular los excesos de azúcares y la transformación de los mismos en energía corporal inmediata) durante el periodo de gestación. Para conocer cómo evitar la diabetes gestacional, sigue leyendo.

Resultado de imagen para diabetes gestacional

Causas y estadísticas

No se conocen causas que desencadenen una diabetes gestacional, sin embargo, pudiera tener influencias hereditarias o producidas por el descontrol hormonal que impide que el cuerpo aproveche el uso de insulina a niveles cabales, y ya que la embarazada experimenta aumentos en su metabolismo, los niveles normales de insulina no son suficientes para regular y procesar la cantidad de alimentos que ahora amerita el organismo. Aproximadamente afecta a 1 de cada 10 mujeres embarazadas en el continente europeo, lo que la convierte en un trastorno común.

Síntomas, diagnóstico y tratamiento

Afortunadamente, los síntomas de la diabetes gestacional son relativamente leves. A partir del sexto mes de embarazo se pueden realizar exámenes relacionados con el trastorno, a modo de descarte, si la embarazada presenta uno o más de los siguientes síntomas:

  • Sed excesiva
  • Aumento excesivo en la frecuencia de micciones
  • Pérdida de peso considerable y contradictoria (pues la mujer consume alimentos con más frecuencia de lo normal según la etapa de desarrollo del feto)
  • Fatiga en exceso
  • Visión borrosa durante instantes breves

Diagnóstico

Existe un test llamado “O’ Sullivan”, que se realiza a partir de la semana número 24 y hasta la semana número 28, generalmente. Consiste en que la embarazada consuma una cantidad considerable de jarabe de glucosa para determinar, en primera instancia, los valores que se reflejen luego de una hora de reposo. Lo normal es que los valores sean inferiores a 140. En caso contrario se somete a una prueba con una mayor cantidad de glucosa y una mayor cantidad de tiempo de reposo, para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento

En el caso de que la mujer esté padeciendo diabetes gestacional, se empiezan a realizar controles en la ingesta de alimentos y otros factores de riesgo para mantener niveles estables de glucosa durante la gestación. Entre estos se destacan:

  • Utilización habitual de glucómetro para realizar controles desde el hogar. A medida que se siguen las indicaciones, los análisis diarios serán menos frecuentes
  • Mejoras en la alimentación y rutina de ejercicios suaves.
  • En casos especiales, como embarazadas mayores de 35 años, podría ser necesaria la administración de insulina