Cuida tu piel con las siguientes recetas

Para hidratar la piel puedes preparar una mascarilla de miel con fresas, tritura cuatro piezas con una cucharada y obtén pasta espesa que pondrás en tu rostro por 20 minutos. Retira con agua fría.

Otra opción contra los problemas de resequedad es una combinación de plátano, con avena y miel. Debes dejar por 15 minutos y luego retirar con agua.

Dieta e hidratación

Puedes ayudar a tu piel con una dieta rica en alimentos naturales, como la naranja, lima o limón, porque contienen vitamina C que ayuda con el colágeno que da elasticidad y firmeza.

Puedes hacer cualquiera de estas recetas, sin embargo, lo más importante es tener en cuenta que la hidratación es importante para mantener tu piel siempre cuidada.