¿Cuál es el secreto para mantener una buena forma física todo el año?

Nuestra condición física depende de muchos factores. Nos entrenamos regularmente con el objetivo de llegar a la competición en plenitud de forma, o simplemente porque queremos intentar mantenerla durante todo el año. Pero, realmente, ¿estamos siempre igual? ¿Nos encontramos igual durante todo el año? La respuesta es sencilla: no.

Durante el año, los corredores suelen tener etapas de forma. Hay periodos en que uno se encuentra mejor y otros en que, debido a problemas de diversa índole, nuestro rendimiento puede verse afectado. Lo más importante en estos casos es saber reconocer el problema. Una vez etiquetado, nos será mucho más fácil encontrar la solución.

Normalmente existen dos grandes causas que pueden hacer disminuir el rendimiento: orgánicas (relativas a lesión, enfermedad, alteraciones biomecánicas, alimentarias, hormonales…) y psicológicas, en las que la falta de sueño o de recuperación adecuada, estrés o incluso problemas personales hacen que no nos acabemos de encontrar bien antes, durante o después de correr.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *