Crearon este extraño examen para que las parejas decidan si siguen juntas o si se divorcian

El divorcio nunca es fácil para ninguna de las partes involucradas, pero es particularmente difícil en el Tribunal Popular de Yibin, en la provincia de Sichuan, China, donde un magistrado implementó recientemente un examen de divorcio, que tanto el esposo como la esposa deben desaprobar, para que su solicitud de divorcio sea aprobada.

 

El examen de divorcio es una idea de Wang Shiyu, un juez del Tribunal Popular del Condado de Yibin, quien, después de notar que los divorcios representaban un porcentaje alarmantemente grande de los casos de la corte, decidió hacer algo al respecto. Su intención era lograr que las parejas lo pensaran dos veces antes de terminar su matrimonio, y también darles la oportunidad de recordar los buenos momentos que habían pasado juntos. Así que se le ocurrió un test con una serie de preguntas para la pareja, que deben responder por separado. Si sacan menos de 60, Wang aprueba su solicitud de divorcio, si no, tienen que seguir trabajando en su matrimonio, les guste o no.