Convierte las camisas viejas en encantadores vestidos de niña

Las nuevas mamás se enloquecen por tener los vestidos de niña más impactantes. Pero ¿cómo lograrlos? En las tiendas hay muchos para ver, sin embargo, nada parece original. Si eres de esas madres que quiere crear el individualismo en sus hijas, entonces estás en el lugar indicado para encontrar la vestimenta que puedes hacer hasta con tus propias manos en tiempo madre e hija.

Deberás usar:

  • Una camisa de papá
  • Un vestido de niña que puedas usar como plantilla
  • Tijeras
  • Hilos del color que se adapte a tu nueva creación
  • Tiza o lápiz para trazar

¿Cómo haremos nuestro vestido de niña?

Comienza recortando las mangas y el cuello de la camisa que escogiste. Cuando la tengas recortada, marca por la parte de la axila en línea recta con el lápiz y una regla. Luego, recorta toda esa parte hasta que queden dos piezas, para que queden una de arriba y una para abajo.

Parte de arriba

Para la parte de arriba, que llamaremos lado A, recorta por los costados y la parte de los hombros. Al tener la parte delantera cortada, usa el vestido como plantilla doblando la parte delantera a la mitad, para tener la talla de nuestra niña. Marcamos dejando un centímetro de diferencia y cortamos con una tijera. En cuanto a la parte trasera, utiliza el molde que sacamos de la parte delantera y recorta dejando tres centímetros de altura.