Consigue la melena de tus sueños (sea como sea tu pelo)

Tener el pelo liso como una tabla, con el rizo muy cerrado o encrespado o incluso con unas ondas desiguales, no es excusa para no llevarlo impecable. Si eliges los productos adecuados para tu tipo de pelo y le das un poquito de cariño, encontrarás la fórmula perfecta para que sea fácil peinarte a pesar de su naturaleza indómita, garantizado.

EL CUIDADO ADECUADO PARA CADA TIPO DE CABELLO

Lisos. Si tienes el pelo liso tabla, de esos que te peinas a los 5 minutos ya no hay rastro de lo que te has hecho y encima lo tienes muy finito, la mejor idea es optar por un corte a capas que dé movimiento y volumen a tu cabellera. En el caso de que lo dejaras en recto se quedaría con ese aspecto lamido tan poco favorecedor y que hace que parezca que tengas poca cantidad de cabello. Tienes que escoger productos que lo dejen suelto, con cuerpo y sin apelmazar.