Concejos para sacarle el máximo partido a la comida.

A veces nos olvidamos de un pedacito de verdura en la nevera y por descuido esta se nos pone mala. Normalmente sucede que la dejamos pensado en usarla en la próxima comida y luego con el tiempo o por no preservarla bien igual se nos pone mala, en el caso que sea terminamos botando varios pedacitos de cosas que nos sobraron.

Es por esto que te traernos los mejores concejos para que conserves esas cositas que nos sobran o que no vamos a usar con inmediatez. Estos concejos pueden ayudarte a retrasar el envejecimiento u oxidación de ciertos alimentos para que les saques el máximo partido a tus ingredientes y a esos platos que no terminaste de comer.

  1. La mejor manera de recalentar la pizza es una sartén a fuego bajo con una tapa cubriéndola. Así tiene el efecto del horno y se calienta más rápido.
  2. Si la cebolla te parece muy fuerte, remójala en agua muy fría durante 15 minutos. Así puedes picarla sin llorar, y añadirla a las ensaladas y sándwiches sin problema.
  3. Separar los cambures de los tallos hará que estos no maduren tan rápido.
  4. Un truco para saber si un pimentón es dulce o amargo es el siguiente: si tiene 3 protuberancias en la parte inferior será más dulce por lo que servirá crudo, si por el contrario tiene 4 será más amargo y servirá mejor si lo usas para cocinar.
  5. Envuelve el queso en papel aluminio para mantenerlo más tiempo fresco. Así evitas que aparezca moho.
  6. La regla de oro en la cocina es no usar aceite que usado para freír de nuevo, pues se llena de bacterias y contaminas la comida.

Estos son los mejores consejos para tu comida.

  1. Si te pasaste de sal en la sopa, corta unas papas y échalas. Espera a que se cocinen y retíralas, así la papa habrá absorbido el excedente de sal.
  2. Un chorrito de leche cuando cocines vegetales como la coliflor y el brócoli hará que el olor desaparezca.
  3. La mejor manera de usar ingredientes como la mantequilla, la leche, la crema y los huevos es a temperatura ambiente. Sácalos unos minutos antes de usarlos en una receta, a no ser que este dicte lo contrario.
  4. Coloca una servilleta de papel ente las hojas de la lechuga, así esta absorberá la humedad y no se marchitará.
  5. No es necesario que refrigeres los tomates, pues estos son capaces de durar hasta 2 semanas fuera de la nevera siempre y cuando el lugar sea fresco.
  6. Cuando compres nueces y almendras pásalas por una sartén y guárdalas en tarros de vidrio. Así además evitaras que se dañen y que duren más aguantando su sabor.

Como ves estos pequeños concejos te servirán para sacarle el máximo provecho a tus ingredientes. ¿Conoces más concejos así?