Consejos indispensables para una mejor salud bucal

Conoce cuáles son los cuidados que debes de tener para mantener una buena salud bucal sin tener que gastar toneladas de dinero.

Una linda sonrisa es vista, hoy en día, como una tarjeta de visita. La verdad es que todos quieren tener unos dientes blancos, pero tener una dentadura perfecta requiere cuidados. Más que una cuestión estética o de autoestima, es una cuestión de salud y bienestar. Si quieres tener una buena salud dental, entonces lo mejor es seguir estas reglas.

La salud dental depende del cuidado que tengas todos los días. Parece extraño tener que “recordar” esta regla, pero hay quien parece olvidarse de ella. La regla de oro dice que debemos de lavar  nuestra boca al menos tres veces al día, después de las principales comidas. Pero si no tienes posibilidad de cepillarte los dientes tres veces al día, por lo menos cumple escrupulosamente dos cepilladas diarias. El cepillado es esencial para mantener los dientes y la boca limpios y sanos. Complementa este proceso con el hilo dental, para eliminar todas las partículas de alimentos y bacterias que puedan quedarse atrás, especialmente entre las encías y los dientes. Una vez al día (antes de ir a dormir) es un buen principio. Y si quieres ir aún más lejos, puedes usar también un buen enjuague bucal. No habrá bacterias resistentes, y tus dientes lo agradecerán.

Visita al dentista con frecuencia

El dentista no es un “enemigo” o un “monstruo”; y siempre hay tiempo para una consulta. Estas visitas son importantes, porque a pesar de que realices una buena higiene oral diaria, necesitas ser acompañado por un especialista para tratar y/o prevenir otros problemas dentales que puedan surgir. Una visita de rutina al dentista cada seis meses es lo recomendable.

Sigue una alimentación saludable

Sí, tu alimentación también interfiere con tu salud dental. Debes apostar, por ejemplo, en alimentos ricos en calcio como los lácteos; el calcio ayuda a fortalecer no sólo tus huesos, sino también tus dientes; así mismo, la vitamina C contribuye a mantener la salud de tus encías. En cambio, si evitas los alimentos con altas concentraciones de azúcar (como chocolates, pasteles, caramelos, etc.) tus dientes y tu salud dental te lo agradecerán.

Deja de fumar

Si necesitabas un motivo más para dejar de fumar, aquí lo tienes. El tabaco perjudica gravemente tu salud bucal y la salud dental también entra en esta ecuación. Según un estudio publicado en el Journal of Periodontology, los fumadores tienen mayores probabilidades de sufrir de problemas gingivales que los no fumadores.

Cuida tu salud bucal

Tu salud bucal no sólo depende de los cuidados médicos o de la calidad de los productos dentales que utilizas. Empieza por ti y por la atención que le dedicas. Y si deseas una linda sonrisa y (sobre todo, saludable) es hora de empezar a cuidar en serio de tu boca.