Conoce algunos de los 300 mensaje que este hombre colecciona luego de encontrarlos en una botella

El holandés amante de la playa Wim Kruiswijk acumuló una colección de 1200 mensajes en botellas en el transcurso de 34 años, y ha respondido casi todos.

Kruiswijk, de 68 años, dice que su inusual afición comenzó en 1983 cuando encontró tres botellas en su playa vecina, cada una conteniendo cartas y direcciones de remitente. Escribió a las tres direcciones, y se sorprendió al recibir respuestas de cada uno. Fue esta experiencia la que despertó su interés en cazar y recolectar mensajes en botellas, y no ha dejado de buscarlos desde entonces.

“Encuentro mis mensajes en botellas en la playa de Zandvoort, donde vivo, y en las islas holandesas”, dijo recientemente Kruiswijk. “Enviar mensajes en botellas es un sistema de correo lento. Lleva días, o semanas, o incluso meses encontrar una botella “.

En los primeros años, Kruiswijk encontraba hasta 50 botellas al año, pero desde el año 2000 se ha reducido a alrededor de 20-30 hallazgos, principalmente debido a los esfuerzos de limpieza de playas. El hombre cree que el auge de Internet también ha jugado un papel en la disminución de mensajes en botellas, y cuenta: “Solía ​​recibir una respuesta a la mitad de los mensajes que respondía. Ahora es mucho menos, muchas personas quieren ‘satisfacción instantánea’”.