¿Cómo reparar nuestro polvo compacto roto?

El polvo compacto es el aliado de maquillaje preferido para cualquier mujer. En resumen, es lo primordial y básico que debe estar en cualquier cartera. Sirve para que nuestra piel parezca lisa y eliminar los brillos, esos que aparecen luego de un día lleno de sudor y estrés. Pero, la tragedia suele ocurrir cuando se rompe, aunque nada es irreparable. Aprende a solucionarlo.

¿Cómo reparar el polvo compacto cuando se rompe?

Hay dos métodos eficaces para repararlos. El primero es con alcohol isopropílico. Aunque, dependiendo de cómo tu piel reaccione al químico, es mejor que utilices la otra manera, que es con calor.

Para primer método:

Abre el estuche del polvo compacto, saca el polvo y ponlo en una bolsa de plástico hermética. En caso de no tener una bolsa hermética, cubre el polvo roto con una lámina de papel film. 

Rompe el polvo compacto hasta convertirlo en polvo fino. Puedes ayudarte con una cuchara o incluso, la base de una brocha de maquillaje. Lo que tengas a la mano. Que no queden grumos. Si o lo haces, no quedará liso.