¿Cómo preparar una mascarilla de fresas antienvejecimiento?

Tener la piel del rostro hidratada y limpia es uno de los primeros pasos a tener en cuenta cuando se busca prevenir los signos del envejecimiento a una edad temprana. Es por esta razón que un buen trabajo sobre el cutis requiere de hábitos que sean saludables. Afortunadamente existen ingredientes con una fuerte capacidad para estimular la reparación de las células de la piel como por ejemplo el caso de las fresas, que además de ser deliciosas son un excelente aliado para mejorar la belleza del rostro y actuar como un poderoso antienvejecimiento natural.

Beneficios de la fresas para la piel

La función de la mascarilla facial con fresas puede ayudarte a tratar el cutis graso debido a que es un poderoso astringente natural. También puede tratar otros problemas cutaneos como lo son el acné, las espinillas y los puntos negros. 

Propiedades antienvejecimiento de las fresas

Además de los aspectos mencionados en las propiedades de las fresas, el correcto uso de esta mascarilla puede actuar como una solución antienvejecimientoque le dará más brillo a la piel de tu rostro y que puede evitar la aparición temprana de las lineas de expresión y posteriores arrugas de la piel. 

¿Cómo preparar una mascarilla de fresas antienvejecimiento?

Debido a la acción depurativa de las fresas y además por sus propiedades para combatir con los puntos negros, el exceso de grasa en la piel y demás inconvenientes a nivel cutáneo, las fresas son un ingrediente a tener presente para este tipo de casos.

Se aconseja usar este tratamiento unas 3 o 4 veces por semana para que así se note una mejoría en la piel en poco tiempo. Los ingredientes necesarios son:
  • Tres gotas de limón.
  • Una cucharadita de miel.
  • Una cucharada de aceite de oliva.
  • Cuatro fresas maduras.

En cuanto a la preparación los pasos son sencillos:

  1. Empieza por lavar las fresas y retirar las hojas verdes.
  2. A continuación las vas a triturar con la ayuda de un tenedor hasta que se forme un puré que sea espeso.
  3. Agrega tres gotas de limón, miel y aceite de oliva. Mezcla muy bien la preparación para que se forme una pasta.

La aplicación de esta mascarilla facial contra el envejecimiento requiere que previamente se elimine todo tipo de suciedad a nivel superficial y por supuesto el maquillaje. Tras lo anterior vas a aplicar la crema de fresas realizando masajes circulares.