¿Cómo lavar los paños de cocina?

A la antigua: ponerlo en agua hirviendo.

La opción más clásica y tradicional de las opciones, posiblemente, esta haya sido la recomendación de tu abuela. Y sí, efectivamente, funciona. Pon una olla con agua a hervir. Al estar lista, añade detergente y un chorro de lejía, aunque debes usar con suma precaución. Deja por 24 horas. Luego, solo pasa algún cepillo de lavar y poner a secar con el sol directo hasta que se seque completamente. Es un proceso largo, pero efectivo.

Vinagre con bicarbonato los eternos ayudantes de cocina.

Además de ser potentes desinfectantes, también son agresivos con los microorganismos, en especial el vinagre. Tanto es su poder que puedes usarlo para otras cosas, como limpiar baños o alejar a las molestas moscas. El uso del vinagre es delicado, así que debe tenerse precaución cuando se usa en exceso. Ponlo con agua caliente y un chorro de vinagre, añade algunas cucharadas de bicarbonato, el que se considere necesario viendo la cantidad de agua. Enjuaga y seca con el sol directo sobre los paños.