Cómo hacer una almohadilla terapéutica para aliviar dolencias

Corta la tela con la forma que quieras. Cósela y deja un hoyo por dónde meter las semillas. En caso de no querer coser, pon las semillas en el centro de la tela, reúne las puntas hacia el centro y anuda. Puedes atar la tela por las puntas y usar cual caramelo. Pon las semillas en la tela sin llenar la almohadilla demasiado. Necesitas algo mullido, no duro.

No deben quedar agujeros, para que no se escapen las semillas. Cuando calientes la almohadilla, ponla en el microondas por intervalos a potencia mínima. Prueba los niveles de calor para evitar quemaduras. Puedes poner en horno previamente precalentado, apagarlo, meter la almohadilla y dejar que se caliente por dos minutos.

¡Encuentra por fin alivio!