Cómo hacer una almohadilla terapéutica para aliviar dolencias

La almohadilla terapéutica es esencial para las personas que sufren dolencias, insomnio o estrés. Cumplen funciones de masajes transmitiendo calor o frío, según la necesidad. En caliente ayudan a disminuir dolores de espalda, cólicos, dolores musculares o de cuello. Frías ayudan contra inflamaciones, mordeduras, fiebres, pies cansados, migrañas o estrés. Nunca calientes por más de 5 minutos porque corres riesgo de que se queme la tela que escojas. Lo importante es que sirva para relajarte.

¿Cómo hacer una almohadilla terapéutica?

Ingredientes

  • Un trozo de tela de algodón
  • Aguja
  • Hilo
  • Tijeras
  • Semillas o arroz
  • Hierbas aromáticas o aceite

Elaboración

Toma un trozo de tela de algodón que sea seguro de poner en el microondas. Puedes usar una toalla vieja. Luego, decide qué semillas utilizar. La cantidad depende del tamaño que hayas escogido para tu almohadilla. Puede ser lino, maíz o trigo sarraceno, usa también garbanzos.

Puedes agregar lavanda, canela o alguna hierba aromática que puedan desprender su aroma y relajar la zona. Los aceites esenciales también sirven. Pero, debes pasar las semillas por un cuenco con aceite antes de usarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *