Cómo hacer tu propio juego de dardos

El resultado debe ser como aparece a continuación. Luego, tomas los cerillos, pueden estar quemados, no importa. Acomoda cada cerillo en una cara de nuestra figura origami. La idea es que quede una base cuadrada de madera, donde insertar la aguja o el alfiler en medio.

Lo siguiente, es acomodar bien la aguja o el alfiler en medio y comenzar a darle vueltas al hilo, al rededor de los cerillos. Debe amarrarse con fuerza y darle tantas vueltas como sea necesario. Debes terminar con un nudo apretado. A continuación, corta el hilo restante. Pero, no lo cortes muy al filo del nudo, deja un espacio prudente porque puede desbaratarse todo el trabajo. Tampoco debes dejar demasiado restante, porque puede estorbar durante el juego. Debes hacerlos con dos colores de papeles, para hacer dos equipos o los que gustes.

Imprime una diana que encuentres en cualquier página. Puedes pintarla de negro y rojo, si gustas. Debes ponerla en un cartón resistente, como cartón pluma. O en una pizarra de corcho. La idea es que no dañe la pared.