¿Cómo hacer para que mi hijo duerma solo en su habitación?

El colecho es ese momento donde los padres e hijos comparten la habitación. En cierto punto, puede brindar seguridad en el niño o en los padres, pero puede tener consecuencias incluso de salud. Esto según un estudio publicado en el ‘British Medical Journal‘ en 2013, donde establecieron que los niños tienen 5 veces más posibilidades de sufrir una muerte súbita por asfixia, al compartir cama con mamá y papá.

4 claves para que mi hijo duerma solo en su habitación

Tomar consciencia de la decisión

Debe ser de mutuo acuerdo entre mamá y papá y mantenerse firmes. En caso de que el niño vaya a la habitación, deben apoyarse uno al otro y devolverlo a su cuarto. Es recomendable permanecer, al menos 5 minutos, con el niño para que concilie el sueño.

No hay excepciones

Pueden confundirlo. Si hay casos importantes, que necesitan atención, lo mejor es que vayas a su habitación y duermas con él, pero nunca en tu cama y habitación. Debe entender que en su cuarto es donde se duerme.

Reeducar su sueño

Crea un ambiente que propicie sueño, juega con la decoración. La idea es hacerle difícil la tarea de levantarse cada cierto tiempo. También puedes agotarlo antes de irse a la cama. Lo importante es que duerma las horas corridas.

Rutina relajante

Que esté tranquilo y relajado antes de ir a dormir. Puedes darle un baño caliente, cantarle una canción o un libro. Quizá es hora de que le des un amigo especial, como un oso de peluche.

Debate abierto sobre el colecho

En la revista ‘Pediatrics‘ apareció una investigación que dice que los niños no deben dormir en la misma habitación que los padres. El estudio advierte sobre las desventajas de el colecho. Asegura que los niños que duermen en la misma habitación que los padres descansan mucho peor que quienes lo hacen en su habitación.