¿Cómo hacer para que la varilla del sostén no me lastime?

Si eres mujer y utilizas sostén a diario, sabrás que por uso y desgaste pueden ocurrir ciertas cosas con nuestra prenda íntima de vestir. Tal es el caso, de sufrir molestias al sentir la varilla punzar contra el busto. Pero, no te preocupes, no necesariamente tienes que reemplazarlo por uno nuevo. Reutilizar también es una opción viable.

¿Cómo hacer para que la varilla del sostén no me lastime?

Puedes hacer esto tú misma. Solo necesitarás parche de tela, tijeras y la plancha precalentada. El parche puede ser del color que desees, pero preferiblemente, que sea similar al del sostén. De esa manera, no se notará que está remendado.

Lo primero, es recortar un dedo de ancho (2 cm o 3) el parche. Debe ser una tirita larga. Lo suficiente como para partirla en cuatro partes iguales y ponerlas dobles.

Lo siguiente, es poner uno de esos parches en el lugar del sostén donde tengas problemas y planchar. Cuida de que quede bien adherido, para no tener que hacer varias veces el mismo trabajo, porque pueden caerse con las lavadas.